Cargando...
MAR 02 JUN | DESARROLLO DE NEGOCIO
Repasamos el protocolo de la vuelta a los entrenamientos de LaLiga
Repasamos el protocolo de la vuelta a los entrenamientos de LaLiga
  • El planteamiento por etapas de LaLiga para volver a los entrenamientos fue aprobado por las autoridades deportivas y sanitarias para llevar consistencia y seguridad a todos los clubes. 
  • Los jugadores ya están realizando sesiones de entrenamiento completas para retomar la competición el 11 de junio. 

Tras más de más de dos meses de parón, las sesiones de entrenamiento completas en los clubes de fútbol profesionales españoles se han reanudado. Este último paso, el definitivo antes de la vuelta de la competición, es el resultado de una eficiente colaboración entre LaLiga, los clubes y las autoridades sanitarias. Todos estos grupos han seguido las mismas directrices y mejores prácticas gracias a un exhaustivo protocolo desarrollado por LaLiga con clubes y el Gobierno. 

En el momento en el que la competición se detuvo debido a la pandemia de la COVID-19, LaLiga comenzó a crear su protocolo de vuelta a los entrenamientos, consultando con las autoridades médicas sobre las medidas correctas que se deberían tomar para asegurar que el fútbol pudiera reanudarse con el menor riesgo posible y que los clubes pudieran evolucionar al mismo ritmo. 

LaLiga creó un grupo de trabajo con la intención de que, una vez que se reiniciasen los entrenamientos de las ligas profesionales, todos los detalles estuvieran preparados para recoger en un Protocolo que pudiese aplicarse, tanto en las instalaciones como en el aspecto puramente deportivo. Este grupo de trabajo ha estado formado durante toda su elaboración y aplicación por expertos epidemiológicos y profesionales de los clubes de fútbol tanto en el área de la medicina deportiva como en el de la preparación física.     

Durante las semanas siguientes, los clubes comenzaron a preparar su vuelta a los entrenamientos, adaptando tanto sus instalaciones como preparando a sus jugadores para el regreso.  

Este protocolo se activó el 8 de mayo, siguiendo muy de cerca la desescalada de la pandemia del propio gobierno español. Esto ha ayudado a garantizar que, a medida que España ha comenzado a reanudar su actividad económica, los clubes de LaLiga hayan comenzado su actividad, tanto en el sentido deportivo como económico, con la prioridad de proteger a los jugadores, entrenadores y empleados frente a la enfermedad.  

spinnerCargando...

“Desde el principio de la emergencia sanitaria, LaLiga ha trabajado con la responsabilidad de finalizar la competición”, explica Víctor Martín, jefe del Gabinete de Presidencia. Con ese objetivo final, nos fijamos los propósitos que debía cumplir el protocolo para volver a los entrenamientos en cuanto las autoridades sanitarias lo permitieran”. 

Victor Martín apunta además que cuáles han sido las prioridades a la hora de aplicar este documento: “Por un lado, se ha priorizado la protección máxima de la seguridad de los jugadores, cuerpos técnicos y empleados del Club que han trabajado en coordinación de LaLiga”. Martín añade, que “LaLiga ha garantizado además que, no sólo que esto se cumpliera, sino que primara la equidad y la justicia ante la vuelta a la competición. Todos los equipos, los 42, han cumplido las mismas normas y han partido desde la misma línea de salida”.  

Pero el Protocolo no olvida el aspecto económico del fútbol, “el protocolo salvaguarda la salud financiera de la competición. No podemos olvidar que la industria del fútbol profesional en España genera 185.000 empleos, 4.100 M€ en impuestos y una facturación equivalente al 1,37% del PIB en España”, finaliza Víctor Martín.  

Avanzando por etapas 

El protocolo de LaLiga se ha dividido en cuatro fases distintas que han ayudado a una vuelta de la acción cautelosa y gradual. 

Una de las primeras fechas clave en el proceso fue el lunes 4 de mayo. En ese momento se anunció que los clubes profesionales de España podían comenzar la primera etapa del protocolo, realizando las pruebas médicas iniciales a los jugadores y poniendo a punto las instalaciones. Todos los jugadores que dieron negativo en las pruebas de la COVID-19 comenzaron la Fase 2 del protocolo, el entrenamiento individual en las instalaciones del club. Con estas pruebas se detectaron cinco casos positivos en las pruebas, todos ellos asintomáticos. Siguiendo las directrices del protocolo, estos jugadores permanecieron en sus hogares, hasta que la enfermedad remitió. 

spinnerCargando...

“Este protocolo es de máximos. Se ha trabajado pormenorizadamente para analizar cualquier brecha de seguridad sanitaria que pudiera surgir, y se ha bloqueado antes de que pueda suceder”, explica Víctor Martín. “El riesgo cero no existe, y LaLiga es consciente de ello, pero este protocolo lo ha limitado. Expertos epidemiólogos, en seguridad, servicios médicos de los clubes y preparadores físicos se involucrado y han aportado sus puntos de vista. Su aplicación ha necesitado de mucha pedagogía con las plantillas, que hemos solucionado con materiales específicos que recogen toda la información”, apunta. 

Con estas sesiones de entrenamiento individuales, los jugadores volvieron a pisar el césped de sus ciudades deportivas por primera vez en casi dos meses. Una vuelta con muchos cambios con respecto a la última vez, con nuevas medidas sanitarias y de seguridad, que incluían mantener el distanciamiento social con otros jugadores, llegar vestidos con la equipación deportiva del día o usar siempre el mismo coche.   

spinnerCargando...

Luis Gil, director de Competiciones de LaLiga, continuó explicando: “La práctica del deporte y la protección de la salud no están reñidas, y nosotros hemos incorporado algunos elementos que, a partir de ahora, tendremos que saber convivir con ellos: mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos…forman parte ya de nuestro día a día. Tal y como nosotros lo vemos, la adaptación ha sido completa. Ha sido un ejercicio de responsabilidad y de trabajo en equipo. No solo con su equipo, su Club, si no, con el equipo de LaLiga y los demás clubes.” 

Entrenamiento en grupos funcionales 

La siguiente fecha clave en este proceso fue el lunes 18 de mayo, cuando los clubes entraron en la Fase 3 con la vuelta de los entrenamientos en grupo, y coincidiendo con la aprobación por parte del Gobierno de una nueva orden que permitía el aumento de la práctica del deporte profesional.  

Para esta etapa, se dividió a los jugadores en “grupos funcionales” de hasta 10 jugadores durante una semana, para posteriormente aumentar los grupos hasta 14, diseñados para permitir la actividad colectiva sin aumentar el riesgo. El objetivo de estos grupos era que estos grupos permanecieran juntos en todo momento, desde su llegada a las instalaciones hasta las actividades de entrenamiento, o los momentos de comida. Llegaba el momento, por tanto, de aumentar la intensidad de los entrenamientos, el nivel de contacto y de concentración, garantizando que cualquier potencial contagio se localizaría en un grupo específico.  

spinnerCargando...

“Trabajar en grupos es uno de los conceptos clave del Protocolo,” explicó Jaime Blanco agente ejecutivo de la oficina de presidencia de LaLiga: “Esto limita el riesgo de contacto y facilita la detección de posibles casos positivos. La Fase 3 del protocolo de entrenamientos es muy importante porque es cuando realmente ha empezado a desarrollarse la práctica normal del fútbol.

Los jugadores empiezan a tener un contacto físico, propio del deporte, a intensificar el trabajo y aumentar también su concentración, casi olvidando la tensión acumulada que se ha vivido durante la época de confinamiento. Es aquí donde, trabajar en grupos reducidos garantiza que, en caso de exista un contagio, no se traslade a la totalidad de la plantilla, sino que se reduzca a un grupo de 10 personas. Este paso es clave para llegar a la Fase 4, en la que el entrenamiento colectivo será el máximo protagonista”.  

Entrenamientos completos 

Fue el 1 de junio cuando los clubes comenzaron con la Fase 4 del Protocolo, en la que se reanudaron las sesiones de entrenamiento colectivo. Un retorno real y total a los entrenamientos de todo el equipo.  

spinnerCargando...

“Estamos ante una situación absolutamente desconocida, y ante ella, hemos tomado todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de todos los que están implicados en el proceso de vuelta,” añadió Jaime Blanco. “Hemos ido a máximos en materia sanitaria, de seguridad, limpieza, de higiene y de distanciamiento social. El esfuerzo y el compromiso de todos, LaLiga y los clubes, se ve reflejado en el protocolo que recoge todas las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Sanidad, y las amplía para aplicarlas al ámbito del deporte.”  

La competición, más cerca 

El 23 de mayo llegó la esperada noticia. El Gobierno dio luz verde para la disputa de LaLiga a partir del 8 de junio, a puerta cerrada y cumpliendo con un estricto control sanitario y de seguridad.  

“Poder disputar la competición dependerá de que todos los clubes hayan cumplido con el protocolo con escrupulosa exactitud, sin dejar detalles al azar y conscientes de anteponer la cultura del sacrificio y la colaboración a cualquier otra cosa,” terminó diciendo Gil. “Es un esfuerzo muy grande para los jugadores, pero también para los técnicos, los utilleros, los servicios médicos, el personal de operativa de los clubes…hay mucha gente implicada y comprometida para que esto salga bien.”

Más noticias
spinnerCargando...