Responsabilidad Social Corporativa | 27 MAY 2019

El papel de la Transparencia en el fútbol, a debate

Durante la jornada se trataron las claves de la sostenibilidad en el deporte a través de diferentes mesas redondas con contenidos de actualidad en el sector del Cumplimiento y las buenas prácticas.

El fútbol es una de las aficiones que más impacto social tiene en el mundo. Millones de personas en todo el planeta reciben informaciones relacionados con el llamado deporte rey siendo, por tanto, un portavoz de los valores clave en la sociedad. Ser un ejemplo para la sociedad debe ser el principal objetivo tanto dentro como fuera del terreno de juego, actuando con transparencia e integridad.

Bajo estos preceptos tuvo lugar durante los primeros días del mes de abril una jornada de Compliance en la que se trataron las claves de la sostenibilidad en el deporte a través de diferentes mesas redondas con contenidos de actualidad en el sector del Cumplimiento y las buenas prácticas.

Javier Tebas inauguró la jornada aludiendo a “la responsabilidad de LaLiga por la buena gobernanza y la transparencia, puesto que el fútbol supone el 1,37% del PIB y si el aficionado no confía en nosotros, volveremos al 0,7% que éramos hace cinco años. Invertir en ‘compliance’ y lograr transmitir confianza, credibilidad y fiabilidad, es rentable. Queremos ser líderes y para ello debemos tener una exigencia muy alta. No Podemos permitir que aquí suceda como en la FIFA, que años después de las primeras detenciones, siguen apareciendo denuncias y se sigue actuando de la misma forma”.

En los últimos años, los clubes de fútbol profesional se han adaptado a la normativa de transparencia. “Es una muy buena iniciativa para dotar de mayor transparencia y buena gestión a los clubes profesionales y directamente a la propia liga”, explica Lidia Navarro, oficial de Cumplimiento del RCD Mallorca. “Todas las mejoras en la gestión de una empresa son positivas y el mundo del fútbol es un ámbito con tantas connotaciones sociales, laborales, mediáticas, etc, que es un gran ejemplo que implante estas medidas, así como una necesidad”. Pablo Albert, responsable de Cumplimiento del AD Alcorcón, lo explica así: “La implantación ha ayudado de manera significativa a trasladar a todos los empleados del club -futbolistas, técnicos, gestores, administrativos, etc.-, la importancia que tiene para el club el cumplimiento íntegro de las normas no sólo legales sino también éticas”, y añade, “se ha implantado una cultura del cumplimiento que pone de manifiesto que la intención del Club es la de una actuación integra por parte de todos sus empleados”.

Uno de los aspectos en los que las normas de cumplimiento se hacen imprescindibles es la seguridad. “Los modelos de Compliance dotan de seguridad no solo a sus miembros de los órganos de gobierno, sino también a sus empleados y a la entidad legal”, explica Noelia Romero, directora de Cumplimiento del FC Barcelona, “pero por encima de ello, contribuyen a la mitigación del riesgo reputacional al que el mundo del futbol está sometido constantemente”. Pablo Albert, explica que implantar las normas de cumplimiento “ha permitido trasladar a todos los sectores y operadores la idea de que LaLiga es pionera en la lucha contra actuaciones desleales; creo que ha traslado una imagen de que desde LaLiga hay una lucha cierta contra actuaciones fraudulentas o que alteren el espíritu de la competición”.

La figura del oficial de cumplimiento como parte de la estructura de los clubes ha garantizado la limpieza y la transparencia ante las normas. “Desempeñamos un papel clave como segunda línea de defensa en la entidad, totalmente independiente de la función operativa y dependiente de Presidencia. Es una figura clave para asegurar que los riesgos en especial penales y reputacionales quedan limitados”, explica Noelia Romero. “Y es una figura muy positive”, añade Óscar Rama, director de Cumplimiento del RCD Deportivo A Coruña, “introduce la cultura del cumplimiento necesaria para la profesionalización, el rigor y el orden en la industria del deporte”. En la misma línea se expresa Lidia Navarro, del RCD Mallorca. “Poco a poco se va creando una cultura de legalidad normativa y gestión controlada con el fin de evitar condenas penales a la persona jurídica”

Durante la jornada, celebrada en el Wanda Metropolitano, hubo la oportunidad de hablar sobre la limpieza en el fútbol. En ella se dieron detalles sobre el trabajo en común que realizan LaLiga y las instituciones públicas. Iñaki Arbea (Dirección Integridad y Seguridad de LaLiga) explicó el trabajo de detección de alertas que se realiza a través del software Tyche en todo el fútbol professional español, incluido el fútbol sala, gracias al cual se han abierto 18 investigaciones que han conllevado 6 denuncias y la personación de LaLiga en 11 causas judiciales. Destacó que “tras los más de 150 talleres de Integridad realizados en el fútbol profesional y no profesional, masculino y femenino, las alertas han descendido un 70%”.

En la segunda mesa redonda se han tratado los nuevos riesgos del actual contexto global en materia de seguridad de la información. Marco Lozano (Coordinador del Área de Empresas y Profesionales del Instituto Nacional de Ciberseguridad en España), recordó que “el cibercrimen suponía en 2017 un 1% del PIB mundial: 500.000 millones de euros, y que casi todas las empresas, sobre todo las más pequeñas, han sido objeto de algún ataque, aunque a veces no llegan ni a saberlo”. El INCIBE da soporte gratuito a todas las empresas españolas.

En la tercera mesa redonda se analizó el nuevo marco normativa en materia de protección de datos: la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y Garantías de los Derechos Digitales. Xabier Ribas (Abogado especializado en Derecho de la Tecnología de la Información y de las Comunicaciones) explicó que “la gran mayoría de incidentes con pérdida de datos o vulneración de confidencialidad vienen por dispositivos perdidos o robados, mucho más que por ‘hackeos’.

Por último, se debatió sobre el cumplimiento y la Responsabilidad Social en relación a la Ley 11/2018, en materia de información no financiera y diversidad. David Baixauli (Responsable de Proyectos Corporativos de LaLiga), recordó que “el origen de la auténtica responsabilidad social corporativa no es buscarse el beneficio a toda costa, sino que, a la eficiencia de la gestión impuesta en los años 80, se sumó la idea de sostenibilidad. No se trata de filantropía, ni de lavados de imagen o reputación. Se trata de incluir la ética en la fase productiva y de que sea un factor en pro del desarrollo económico”. En tres años, no solo las entidades de interés público, las cotizadas y las de más de 500 empleados deberán hacer público su informe de impacto no financiero, también comenzará a ser obligatorio para las de 250 empleados.

© LaLiga - Año 2019