Entrevista | 18 ENE 2019

Trabajamos por evitar la corrupción deportiva y la violencia

Florentino Villabona Madera
Director de Integridad y Seguridad de LaLiga

La vida profesional de Florentino Villabona ha transcurrido en la Policía Nacional durante más de cuarenta años, desempeñando cargos de máxima responsabilidad como el de comisario general de Seguridad Ciudadana o el de director adjunto operativo, hasta que en abril de 2018 llegó a LaLiga para dirigir el departamento de Integridad y Seguridad, poniendo toda su experiencia al servicio del fútbol.

 

¿Cuándo se crea el área y cuáles son las funciones más relevantes que desempeña?

Se crea en el año 2013 y, actualmente, dividimos nuestra actividad en dos áreas: Integridad y Seguridad, ambas apoyadas por un departamento de analistas.

En Integridad actuamos en tres vertientes: la primera de ellas es la prevención, elaborando material formativo, y facilitando información y formación mediante talleres dirigidos a jugadores, directivos y empleados de los clubes. La segunda es la monitorización de los mercados de apuestas nacionales e internacionales. Y, por último, la tercera se centra en el análisis de información, que puede dar lugar a la apertura de comprobaciones y culminar, en su caso, en la elaboración y presentación de denuncia.

El área de Seguridad se crea al año siguiente, a finales de 2014, y, entre otras funciones, coordinamos y mantenemos distintas reuniones con los directores de Seguridad de los clubes de LaLiga Santander y LaLiga 1|2|3; colaboramos muy estrechamente con la Oficina Nacional de Deporte en todo lo relacionado con la violencia en los estadios y aledaños; denunciamos los hechos violentos y canticos que puedan incitar a la violencia en la Comisión Estatal contra la Violencia, El Racismo y la Xenofobia en el Deporte; supervisamos el intercambio de  información entre  los directores de Seguridad; respondemos a las quejas que llegan al departamento en esta materia; elaboramos informes sobre grupos violentos y acciones, así como la estadística de todos los hechos que son denunciados relacionados con la violencia con ocasión de los partidos de futbol. Además, somos miembros de la CEVXRID y aportamos informes y propuestas.

A su juicio, ¿cuáles son los retos y desafíos más importantes a los que se enfrenta su departamento en esta temporada?

Sin duda, evitar la corrupción deportiva y la violencia. Hemos hecho de la lucha contra posibles amaños de partidos una prioridad y trabajamos en la prevención a través del Área de Integridad. La temporada pasada impartimos 132 talleres, a los que asistieron 2.488 personas (jugadores, técnicos y empleados) de LaLiga Santander, LaLiga 1|2|3, Liga Iberdrola, fútbol base y, esta temporada, también de la liga de fútbol sala de Primera División.

A finales del pasado mes de diciembre se desarrolló en España una macrooperación judicial frente a establecimientos públicos que emiten ilegalmente partidos de LaLiga. La operación surge como consecuencia de una denuncia interpuesta por su departamento. ¿Podría indicarnos cómo se inicia esta investigación y cuales han sido los resultados?

Efectivamente, el operativo se llevó a cabo en más de 2.000 establecimientos por parte de la Unidad de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, coordinada por la Sala de Criminalidad Informática de la Fiscalía General del Estado, tras la denuncia interpuesta por el Departamento de Integridad y Seguridad de LaLiga con el asesoramiento del Área Legal.

Durante el mismo, se requisaron más de 800 descodificadores ilegales, e intervinieron la práctica totalidad de las Brigadas de Policía Judicial de la Policía Nacional.

Los delitos que se atribuyen, presuntamente, a los responsables de los establecimientos que pudieran haber resultado intervenidos se encuentran tipificados en los artículos 270.1 y 286.4 del código penal y llevan implícitas penas de hasta 4 años de prisión.

Esta operación policial es un enorme éxito, no solo para la industria del fútbol, sino para toda la industria del entretenimiento en nuestro país.

¿Cómo se llega a las denuncias?

Las denuncias son el resultado de los datos recabados por la Red Territorial de Verificadores de Licencias de Contenido de LaLiga, equipo de trabajo creado específicamente para la detección de los establecimientos públicos que emiten los partidos de LaLiga de manera ilícita. Este equipo de trabajo, compuesto por más de un centenar de trabajadores, ya ha realizado, en lo que llevamos de la presente temporada futbolística, más de 20.000 visitas a establecimientos públicos que emiten fútbol, detectándose más de 9.000 emisiones fraudulentas.

¿Cuál es el objetivo?

El objetivo de las denuncias es defender a aquellos establecimientos que sí cumplen con la legalidad y que se ven afectados por la competencia desleal de aquellos que emiten ilegalmente. Con este tipo de actuaciones, LaLiga también defiende a los clubes, sus aficionados y todas aquellas personas que viven directa o indirectamente de la industria del fútbol.

Dese cuenta de que se estima que el 52% de los establecimientos públicos que emiten fútbol están suscritos al canal oficial de LaLiga en HORECA, mientras que el otro 48% hace un uso ilícito. De éstos últimos, el 33% hacen un uso irregular mediante señal residencial y un 66% usan decodificadores de uso ilegal (coloquialmente denominado “piratería ilegal”) que son quienes han sido objeto de esta acción.

Estas actividades fraudulentas suponen anualmente una pérdida estimada de 400 millones de euros para el fútbol español, lo que se traduce en un perjuicio directo para clubes, operadores y aficionados, entre otros.

El fútbol en España aporta más de 1.300 millones de euros en impuestos a las arcas del Estado y da empleo a más de 100.000 familias. La piratería no solo genera un negocio ilegal que no genera impuestos, sino que, además, perjudica a familias y trabajadores que sí generan riqueza para el país.

¿Cuál es el próposito y qué resultados están teniendo las denominadas gradas de animación?

Las gradas de animación se definen como sectores del graderío donde se fomenta la animación al club local y en las que los espectadores pueden beneficiarse de aquellas campañas que el club realice como fomento del apoyo a su equipo dentro del estadio.

LaLiga ha definido estos espacios y ha implantado una serie de requisitos para su seguridad y control, evitando que otros espectadores se ubiquen en ellas sin corresponderles y evitando, así, que puedan beneficiarse de las condiciones específicas, al tiempo que previniendo excesos de aforo y evitando que personas con prohibiciones de acceso a recintos deportivos en vigor accedan a ellas. 

Pero no sólo se pone el foco en las gradas de animación. LaLiga ejerce una política de tolerancia cero contra la violencia, prestando igual atención a los comportamientos violentos y a la violencia verbal, denunciando las infracciones en la Comisión Antiviolencia y la personación como acusación particular del Departamento Legal.

Además, se llevan a cabo acciones preventivas, como circulares a los clubes que ayudan a mejorar la información de desplazamiento de aficionados, la elaboración del Reglamento de venta de entradas o la Guía práctica para aficionados, en la que se les insta a animar al equipo y respetar al rival y al árbitro.

Y no me quiero olvidar de la FUNDACIÓN LaLiga, que desarrolla proyectos educativos como Futura afición, que promueve y fomenta entre escolares los valores positivos del deporte, como el juego limpio, la deportividad y el respeto.

¿Cuáles son los datos de denuncias por amaños en partidos que recibe su departamento y cómo definiría la “salud” del fútbol español (profesional y no profesional) en esta materia?

Durante la pasada temporada LaLiga, denunció supuestos amaños en veintisiete partidos de futbol de segunda B y Tercera División, como resultado de estas denuncias la Policía desarticuló un grupo organizado dedicado a las apuestas amañando partidos.

Yo creo que la salud de nuestro fútbol es bastante buena y, en este diagnóstico influye la labor llevada a cabo por el departamento de Integridad y Seguridad, que ahora está trabajando en un nuevo proyecto denominado Safety, consistente en la implantación de análisis y gestión de emergencias en los estadios de futbol profesional en España, con lo que se da cumplimiento a las exigencias de la Ley del Deporte y a los Estatutos sociales de LaLiga.

© LaLiga - Año 2019