Fundación | 30 ABR 2018

Una amistad de azul inquebrantable

  • Alejandro y su amigo Raúl luchan a los 9 años contra el síndrome de Duchenne. 
  • Socios del Real Oviedo, su ilusión y espíritu de lucha son un ejemplo para el mundo.

Aquel día Raquel encontró a su hijo Raúl llorando con un ejemplar del periódico La Nueva España en la mano. Un reportaje ponía nombre a la enfermedad que padecía su mejor amigo, Alejandro. En esas líneas, Raúl descubrió que lo que llamaban síndrome de Duchenne era una enfermedad rara y degenerativa que hoy por hoy no tiene cura. La pregunta fue inmediata: “¿Mamá, qué puedo hacer por Alejandro?”.

Raúl Marcos y Alejandro Gutiérrez, oviedistas desde la cuna, se conocieron con tres años en el colegio Amor de Dios de Oviedo, pero los interrogantes no afloraron hasta seis años después. “Hasta hace meses Raúl sabía que su amigo Alejandro era algo más débil, que había que ayudarle en ocasiones, no empujarle…, pero nada más”, relata Mari Paz Hermida, madre de Alejandro y coordinadora de eventos y captación de fondos en la asociación Duchenne Parent Project España. Una persona a la que el “demoledor diagnóstico de su hijo” le llegó tras el primer año de infantil, pero que encontró dos sobresalientes apoyos para mirar hacia adelante: el de Verónica, profesora de Alejandro, “un ángel”; y el de Raquel, la madre de Raúl.

Los lazos entre Raúl, Alejandro y el resto de compañeros de aquella clase se hicieron con el tiempo inquebrantables. “Es amistad, sin más, una palabra que en incontables ocasiones se infravalora”, continúa Mari Paz, eternamente agradecida por ese ambiente escolar mágico que logró blindar la felicidad de su hijo. Sólo gracias a ese vínculo se puede explicar que Raúl pensase a su corta edad en un proyecto ganador en cuestión de segundos. “Mamá, por cada gol que meta me das dos euros para los médicos que tienen que curarle”, resolvió el pequeño. Habían nacido #marcaleungoladuchenne y #elretoderaul.

Contagiada por el espíritu del delantero benjamín del Atlético Lugones, la asociación  ha logrado captar en el último año importantes fondos con diversas acciones. La más productiva, un desfile de moda en Oviedo en el que participan de manera altruista muchas tiendas. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer en esta causa en la que siempre estuvo Raúl, la mayor parte del tiempo sin ser consciente de ello. El valor simbólico de su iniciativa supera con creces el económico. Es la bendita inocencia de un niño que quiere ayudar a su alma gemela.

Alejandro, socio del Real Oviedo, nieto de un exjugador carbayón, admirador de los Toché, Linares y Saúl Berjón, aficionado a los coches deportivos, está dando con su ejemplo una notable visibilidad a su enfermedad. “Apoyar la investigación, darle difusión, respaldo, aportes económicos… ¡Algún evento deportivo sería genial!”, enumera Mari Paz poniendo voz a los pensamientos de muchas familias. “Ayudar cuesta muy poco y para nosotros es vital. Que no se deje a nuestros hijos en manos de un destino escrito por no dar un paso más. Por los que están, por los que se han ido y por los que vendrán. ¡Que cuente!”, concluye una mujer que encarna mejor que nadie tres valores sagrados para la hinchada oviedista: orgullo, valor y garra.

+Más información: Maria Paz Hermida González -Coordinadora de DUCHENNE PARENT PROJECT ESPAÑA- (eventos@duchenne-spain.org).

© LaLiga - Año 2018
Noticias relacionadas
03193152e0697a4c5819184352galeria108323

Fundación | 30 ABR 2018

Cuerpo de niños, alma de leones

  • La Fundación Athletic Club engrandece el fútbol con un precioso proyecto en pediatría

  • "Queremos ayudar a fortalecer actitudes positivas"