Cargando...
Colores que laten
MIÉ 10 MAR | FUNDACIÓN
spinnerCargando...
Los Baby Pelones llenan de ilusión las gradas del Estadio José Zorrilla
  • Miles de Baby Pelones de la Fundación Juegaterapia ocuparon las gradas del estadio del Real Valladolid con el objetivo de visibilizar una enfermedad que afecta en España a cientos de pequeños y pequeñas.
  • La iniciativa, realizada con la colaboración de la Fundación del Real Valladolid y el apoyo de LaLiga, ha tenido como objetivo recaudar fondos para construir un jardín en el Hospital Gregorio Marañón.

El fútbol no se limita a aquello que sucede en el rectángulo de juego durante los 90 minutos de partido, va más allá. El poder del fútbol es indudable y su fuerza en la sociedad es tal que, en muchos casos, ayuda a mejorar el mundo en el que vivimos y lo convierte, de esta manera, en algo relevante. La pandemia, que ha dejado las gradas de los estadios vacías, ha abierto una ventana a visibilizar causas sociales como la que han realizado la Fundación Juegaterapia y el Real Valladolid -a través de su fundación-.

Miles de Baby Pelones de Juegaterapia han llenado de alegría e ilusión los asientos del Estadio José Zorrilla. Esta acción solidaria se ha engloblado dentro del Día Mundial del Cáncer Infantil y se ha realizado durante el partido de la jornada 24 de LaLiga Santander que disputaron Real Valladolid y Real Madrid. La colaboración de la Fundación del Real Valladolid y el apoyo de LaLiga han sido primordiales para desarrollar la activación.

Visibilizar el cáncer infantil

El objetivo principal ha sido visibilizar una patología que afecta cada año a más de mil menores en España y sus familias, y es la primera causa de muerte por enfermedad en los más pequeños. El Real Valladolid, a través de su fundación, trabaja de manera conjunta ayudando a este colectivo mediante los valores asociados al deporte para inspirar y motivar acciones solidarias.

Por su parte, la Fundación Juegaterapia se enfoca en facilitar momentos y espacios lúdicos a través de la transformación de los entornos hospitalarios, para que los tratamientos oncológicos sean más llevaderos. Prueba de ello son los tres jardines que se han construido hasta la fecha en las azoteas de hospitales de Madrid y Valencia (Hospital 12 de Octubre, Hospital La Paz y Hospital La Fe), y las cuatro salas de cine establecidas en diferentes ciudades, entre ellas, Valladolid, que inauguraba el pasado mes de octubre un cine en la 8ª planta del Hospital Universitario.

Los Baby Pelones, muñecos sin pelo y con un pañuelo en la cabeza, se crearon hace unos años como homenaje a los niños enfermos de cáncer y también como símbolo de la lucha contra el cáncer. Además, la adquisición de estos muñecos sirve para financiar este tipo de proyectos, ya que el 100% de los beneficios de su venta se destinan a estos propósitos.

spinnerCargando...

Países Bajos, origen de la iniciativa

Desde la Fundación Juegaterapia querían hacer “algo especial” durante el mes de febrero porque el día 15 es el Día Mundial del Cáncer Infantil. Esta iniciativa surge de una idea muy similar realizada en un estadio de fútbol europeo: “Nos encontramos con la imagen de unos ositos sentados en los asientos del estadio del Heerenveen de los Países Bajos (acción solidaria realizada por Children Cancer Free Foundation) y enseguida pensamos en nuestros Baby Pelones”, comenta Mónica Esteban, fundadora y presidenta de Juegaterapia.

“Decidimos ponernos en contacto con esta fundación para hermanarnos y replicar aquí en España la acción con nuestros Baby Pelones. Les encantó la idea porque al final todos colaboramos en la misma causa. De hecho, ya ha salido hacia Países Bajos un cargamento lleno de cariño y de Baby Pelones para los pequeños enfermos de cáncer”, añade.

La fuerza del fútbol para “mover montañas”

Entre las distintas finalidades estaba llegar al mayor número de personas a través del fútbol, visibilizando la situación de los niños que sufren cáncer -y de sus familias- en un marco de ayuda para superar la situación a la que se enfrentan cada día.

“El futbol mueve montañas y consigue cosas maravillosas. Esa energía nos viene fenomenal. El Real Valladolid ya nos ayudaba desde hacía meses y de ese contacto constante se nos ocurrió hacer esta acción tan bonita en su estadio. Estamos muy agradecidos a todo el equipo y a LaLiga por el apoyo”, afirma Esteban.

La activación ha tenido una enorme repercusión a todos los niveles. “Ha sido una fiesta y una alegría para todo el mundo. En las redes sociales no paramos de recibir mensajes de apoyo y todos los niños y sus familias se han sentido acompañados y queridos”. Tal ha sido el éxito y el impacto generado que “nos visitaron 26.300 usuarios”, siendo tantos que “superaron nuestras expectativas y tuvimos hasta colapsada la web”.

Con la venta originada de los Baby Pelones está previsto financiar el proyecto ‘Jardín de mi Hospi’ en la azotea del Hospital Gregorio Marañón. Para conseguirlo, Juegaterapia se marcó el reto de vender 15.000 muñecos en el fin de semana del partido.

El Real Valladolid reafirma así su compromiso social

Después de un año sin público en las gradas de los estadios de LaLiga por la pandemia, la presencia de los Baby Pelones en el José Zorilla fue algo “muy especial y emotivo” para el Real Valladolid. “Ojalá sirva para poner nuestro granito de arena en la labor de concienciación y visibilidad”, afirman desde el club vallisoletano.

La Fundación Real Valladolid ya estaba desarrollando previamente proyectos de colaboración con la Fundación Juegaterapia, y este año se decidió que parte de la recaudación de la campaña de Navidad iba a ir destinada a colaborar en la creación de espacios infantiles en los hospitales. “Dada nuestra relación entre fundaciones, Juegaterapia propuso la idea y decidimos trabajar para lograrlo”, afirman.

El club se ha involucrado poniendo todas las herramientas necesarias para dar soporte a toda la activación, diseñada en conjunto con el equipo de Juegaterapia, realizando los contenidos y buscando la mejor manera de dirigirse a todos los públicos. “Estamos muy orgullosos y satisfechos con el impacto causado por una buena causa”, confirman.

El Real Valladolid trabaja su lado más social desde la Fundación, con los objetivos y valores que transmite el fútbol, con el balón como herramienta, para expresar el compromiso social, junto con otras actividades caritativas y comunitarias, incluido el trabajo internacional y diferentes proyectos con la comunidad.

“Utilizamos el poder del fútbol y el deporte para motivar, educar e inspirar. Lo más importante es poder ayudar y ser el altavoz que llegue a todos los aficionados y familias del fútbol. Debemos ser solidarios y mejorar la vida de los más vulnerables con gestos como este”, señalan desde la Fundación Real Valladolid.

spinnerCargando...

Caras conocidas que también apoyan estos proyectos

Shakira, Alejandro Sanz, David Bisbal, Elsa Pataky o Sara Carbonero son algunas de las caras conocidas que han colaborado con la Fundación Juegaterapia en el diseño de los pañuelos que llevan estos muñecos solidarios en homenaje a los niños enfermos de cáncer que pierden el pelo a raíz del tratamiento.

“Esperamos que los Baby Pelones sigan llegando a muchísimos hogares para poder seguir haciendo proyectos en otros hospitales y ayudar a más niños y niñas a vivir su infancia jugando, aunque sea desde el hospital”, finalizan comentando desde Juegaterapia.

Más noticias
spinnerCargando...