Fundación | 31 ENE 2020

LaLiga desarrolla un ambicioso proyecto solidario para mejorar la vida de los refugiados sirios en Za'atari

  • Los clubes de LaLiga y de la Primera Iberdrola han aportado su granito de arena proporcionando material deportivo a los jóvenes deportistas.
  • El trabajo de dos técnicos de LaLiga ha sido vital para desarrollar acciones deportivas y socioeducativas que están generando un favorable marco de convivencia e integración.

El fútbol sigue teniendo un impacto positivo en el campo de refugiados de Za'atari en Jordania, el segundo campo de refugiados sirios más grande del mundo. Y en buena parte es gracias a LaLiga, porque la competición española no es solo el fútbol que se juega en sus estadios, sino que va más allá de sus fronteras, y utiliza el fútbol como herramienta transmisora de los valores positivos del deporte.

LaLiga, a través del área de Proyectos Deportivos y Fundación LaLiga, con la colaboración de la AFDPG (Asian Football Development Project Global) y de 33 clubes de LaLiga Santander, LaLiga Smartbank y la Primera Iberdola, ha desarrollado un ambicioso proyecto socioeducativo que contribuye a mejorar la vida de los refugiados sirios de Za'atari. La puesta en marcha de una nueva liga de fútbol en esta ciudad de Jordania, que arrancó el pasado verano, ha supuesto una dosis extra de motivación para una población que, tan solo cinco meses después de su inicio, ya nota la influencia de la competición en términos de integración y mejora de la convivencia.

Za'atari es la cuarta ciudad más grande de Jordania y está ubicada al norte del país (a 70 km de la capital de Jordania, Amman, y 10 kilómetros al este de Mafraq). Su población son 80.000 refugiados, de los cuales la mitad son menores de 18 años. Javier García e Izzat Jandali Habbal son dos figuras esenciales en este proyecto, pues estos dos técnicos de LaLiga llevan más de un año conviviendo junto a mayores y pequeños, mujeres y hombres, para sembrar la semilla del fútbol y sus valores en el desierto jordano de Wadi Rum.

Apoyo de 33 clubes de LaLiga y la Primera Iberdrola
El 1 de septiembre arrancó el campeonato con entrenadores, entrenadoras, árbitros y árbitras que han formado estos dos entrenadores de LaLiga. Todas las distintas acciones de integración realizadas en el campo de refugiados y el trabajo diario han permitido el desarrollo de diferentes acciones deportivas y socioeducativas que están generando un favorable marco de convivencia y adaptación de los participantes y sus familias.

La competición masculina, con niños menores de 15 años, cuenta con 20 equipos y la femenina está formada por 16 conjuntos, con niñas de menos de 13 años. Cada uno de los distritos del campo de refugiados está hermanado con uno de los 33 clubes de LaLiga Santander, LaLiga Smartbank y la Primera Iberdrola que han querido participar en este proyecto. Estos aportaron su granito de arena mediante la donación de ropa, zapatillas y balones de fútbol. “Ahora tenemos semanas en las que hay partidos dos veces por semana y es sorprendente observar el efecto en la moral de los niños y las niñas”, explicó Javier García, uno de los entrenadores de LaLiga en el campamento.

Después de recibir una amplia cobertura mediática desde su lanzamiento, el interés en la competición ha crecido y esto ha atraído apoyo adicional, permitiendo a los organizadores invertir en más recursos. “El proyecto LaLiga Za'atari ha reunido a muchas organizaciones que comparten un entendimiento común”, dijo Izzat Jandali, entrenador de LaLiga con sede en Za'atari. “En total, ha habido 17 organizaciones que participan en nuestras competiciones, desde la Iglesia Finn hasta Save the Children y UNICEF”.

La implicación de otras organizaciones sin ánimo de lucro
Un nuevo apoyo clave es Blumont (anteriormente conocido como International Relief and Development), una de las organizaciones más grandes que trabajan en Za'atari bajo el mandato del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para administrar las actividades del campamento. Gracias s los recursos humanos adicionales que ofrece esta asociación, LaLiga puede llegar más allá de los cinco kilómetros cuadrados que ocupa Za'atari.

“Nuestra colaboración con ACNUR es muy positiva y fluida”, señaló Jandali. “Además de permitirnos aumentar el despliegue de actividades deportivas, ha abierto la posibilidad de trabajar codo a codo con organizaciones como Blumont”. Javier García agregó: “A través de esta colaboración, estamos preparando a nuevos entrenadores masculinos y femeninos y hemos extendido nuestro alcance de actividades al resto de los 12 distritos que componen Za'atari”.

Un programa socioeducativo íntegro
Trabajando con LaLiga y la Fundación LaLiga, los entrenadores de Za'atari han diseñado un programa que combina el entrenamiento de fútbol con la educación y las técnicas de atención plena, ayudando a los jóvenes a desarrollar habilidades sociales y físicas. Con un crecimiento reciente, el número de niños que se han adherido a este programa alcanza los 950 jóvenes.

“Los niños han asimilado los valores de este proyecto y están mostrando una habilidad extraordinaria teniendo en cuenta sus circunstancias y su entorno”, comenta Jandali. “Las chicas están muy emocionadas por haber traído una competición estable y regular y por identificarse con los clubes que han hecho donaciones para el proyecto”.

Se espera que la participación de los clubes de LaLiga aumente en los próximos meses para crear lo que se conocerá como ‘El día del club’. Como explica Javier García, “este será un día o varios días dedicados específicamente al club en cuestión, en el que se realizarán diversos tipos de eventos, como torneos de fútbol, talleres, exposiciones o competiciones”.

Este proyecto es importante no solo a nivel deportivo sino humano, dado el entorno desapacible del campamento. “La vida no es fácil en Za'atari”, afirma Javier. “La temporada de lluvias ya ha comenzado y también tenemos que enfrentar temperaturas cercanas a cero grados, sin agua ni electricidad garantizadas. Pero el fútbol ayuda a superar estas dificultades. A pesar de todo, los niños vienen a entrenar con más entusiasmo que nunca”.

El programa socioeducativo promueve valores como el compañerismo, el respeto, el juego limpio, la tolerancia y la deportividad. Además, de difundir también hábitos de vida saludables, que mejoran la convivencia y, sobre todo, que suponen un impulso para que los jóvenes de Za'atari puedan tener una mayor calidad de vida y construir un futuro más estable y prometedor.

© LaLiga - Año 2020