Digital | 4 NOV 2019

La transformación digital de la Real Sociedad: un motor más de crecimiento para el club y de conexión con la afición

  • La innovación en materia digital ha hecho que el club donostiarra haya logrado una mayor conexión con sus aficionados.
  • La bufanda inteligente con tecnología weareable, la primera equipación con lectura de código QR y la App Realzale con habilitación del carné digital de socio para entrar al estadio son algunas de las novedades.

Hablar de la Real Sociedad actualmente es sinónimo de buena salud. Con 110 años de vida recién cumplidos es uno de los ocho clubes de España con más temporadas en LaLiga Santander. En el terreno deportivo está en una zona cómoda en la tabla clasificatoria, cuenta con un estadio de primer nivel por sus recientes obras de mejora y, además, en el campo tecnológico, que tan importante es para seguir creciendo en todas las áreas, está experimentado una transformación digital que le sitúa como uno de los clubes más innovadores.

“El proyecto de transformación empezó en enero de 2016. En ese momento comenzó también el proceso de remodelación del estadio. El proyecto realmente abarca a todo el club centrándose en cuatro focos: la relación con el aficionado o fan engagament, el área deportiva, el estadio y los espacios físicos y, por último, la mejora de los procesos de negocio”, comienza explicando Juan Iraola, responsable del Área Digital de la Real Sociedad.

“Tenemos el espíritu de hacer cosas diferentes para caminar hacia ese futuro que no sabemos cómo va a ser. Nos cuestionamos todo, tanto lo que cambiamos como lo que ponemos en marcha por primera vez”, dice Iraola. “Es clave detenerse a observar qué es lo que hacen otros clubes y qué se hace en otros deportes. Las conferencias, tanto en España como en otros países para compartir tu experiencia y aprender de las experiencias del resto, son fundamentales”.

La prioridad de llenar el estadio

Desde la cautela, la prudencia y el trabajo constante del club, se puede entender el crecimiento de la entidad donostiarra. “La prioridad principal es llenar el estadio. Para eso tienes que intentar atraer a la gente al estadio, y para atraer a la gente al estadio la experiencia del usuario debe ser única. Desde el club estamos trabajando en ello con múltiples actividades”, comenta Juan.

“LaLiga ha creado un cuadro de mandos que permite medir muchas cosas, y ahí ahora podemos ver que la asistencia promedio en nuestro estadio es de 30.500 espectadores, cuando esa era la capacidad total del estadio antes de la reforma, y la ocupación es del 76%”, señala Iraola. “Cuando se empezó el proyecto esto daba un poco de vértigo, porque dentro de nuestra provincia, con 700.000 habitantes, es algo difícil de conseguir y lo estamos logrando. La experiencia del usuario en el estadio ha mejorado porque, anteriormente, con la pista de atletismo la distancia desde la grada a la portería era de 40 metros y ahora es de 8 metros. La acústica también ha cambiado. Esto es algo con lo que todo el mundo está satisfecho”.

El tema del estadio y la tecnología para mejorar la experiencia de los aficionados en el Reale Arena ocupa buena parte del día a los empleados de esta área del club porque “la tecnología exige una inversión continuada” por su constante variación.

“Nuestro estadio todavía no es inteligente ni mucho menos. Estamos en el camino. Hacemos ensayos de prueba y error, y una vez vemos las consecuencias, nos quedamos con aquellas tecnologías que creemos que han resultado positivas. Tenemos que ser prudentes porque por la dimensión del estadio hace que cualquier inversión sea tremenda”.

El wifi en el estadio, la tecnología wearable y la App Realzale

En la Real Sociedad se busca que todo tenga un porqué. Por ejemplo, la instalación de una red wifi que ya está disponible en los palcos. Desde el Área Digital se preguntó si se debía extender al resto del estadio y si la gente lo iba a utilizar para lograr esa conexión que el club quiere con su afición. La respuesta interna fue positiva. “Hemos abierto el wifi en determinadas zonas para ver si este medio nos facilita comunicarnos con los aficionados. Vamos a motivar que se den de alta con algún descuento”, dice Iraola. “También lo vamos a hacer en las tiendas, porque es una extensión del estadio. Tenemos que considerar la red wifi como un activo digital como la web, el e-commerce o el ticketing. El usuario de la Real que quiere comunicarse con el club solo tiene que darse de alta una vez. Con ese usuario y contraseña puede ir a todos los activos, incluido la wifi”.

Uno de los últimos pasos de la Real Sociedad en materia digital ha sido la bufanda inteligente con tecnología weareable en honor a los ‘One Club Man’ para interaccionar con la afición y dotar a sus fans de herramientas tecnológicas que enriquezcan su relación con el club. La aplicación ‘Realzale’, nacida en 2018, permite gestionar el Realzale Programa, que es un programa de fidelización con el que más de 13.000 socios ya se han beneficiado, logrando pagar menos, e incluso no pagar por su cuota de socio.

Una de las últimas novedades de la aplicación Realzale es el carné digital de socio, cuyo código QR permite entrar al estadio por los tornos de forma sencilla y cómoda. Además la aplicación permite realizar la acción de ceder el carné de socio. “Antes, si no podías ir al estadio y querías dejar el carnet a un amigo, tenías que quedar con él. Ahora hemos eliminado ese proceso y hemos facilitado la cesión del carnet de manera virtual, por lo que con el código QR la persona a la que le prestas el carnet puede entrar al estadio. Con esto estamos en la onda de mejorar la experiencia y de llenar el estadio”.

Otra de las novedades ha sido el código QR en la primera equipación. Éste se encuentra en el lateral de la elástica y escaneándose con el móvil se conecta a los seguidores con contenidos exclusivos. Una vez se conectan, acceden a una página en la que, a lo largo de la temporada, se activan acciones, experiencias y novedades con el objetivo de conectar e interactuar con los seguidores.

La página web: ¿primero el móvil?

La evolución de la página web también ha supuesto una evolución hacia lo que los usuarios reclaman: mobile first. Es decir, se prioriza el diseño de la web para su versión móvil. “El proveedor nos decía que lo primero que había que hacer era adaptar la web al móvil. Así lo hemos hecho y los datos así lo confirman: el 70% de los accesos a la página web de la última semana han sido a través del móvil”.

En un club de fútbol el perfil de los seguidores puede ser muy variopinto, por lo que la Real Sociedad intenta adaptarse a todos ellos. “Por ejemplo, los menores de 20 años no vistan la web, pero no la de la Real Sociedad, sino ninguna web. Ahí tenemos qué pensar cómo nos comunicamos con ese perfil. ¿Tenemos que deshacer la web? No, porque para otros perfiles demográficos la web es el activo principal”. Ocurre lo mismo con las redes sociales. “Para algún sector de la afición el canal principal de comunicación en redes sociales será Facebook, y para los más jóvenes Instagram. Tenemos que atender a todos”.

“Desde el punto de vista digital, estamos mirando todos los elementos: web, e-commerce, la aplicación móvil, ticketing, tanto los anónimos como los registrados, y los distintos perfiles. Estamos ahora en pleno proceso de análisis”, comenta Iraola. Y es que un club de fútbol, que reúne distintas líneas de negocio, “debe poner todos los servicios en un eje y en otro los posibles públicos atendiendo a su edad, población, etc; así, cruzando esos dos ejes, se podrán ofrecer propuestas y servicios cada vez más adaptados a sus intereses”.

Constante actualización tecnológica

La Real Sociedad tiene el objetivo de seguir actualizándose tecnológicamente y para ello, entre los proyectos que tiene en mente, se quiere “contactar con una empresa, que viene del Sports Thinker, que nos posibilitaría el envío de datos a través de sonido. Eso quiere decir que a través de la megafonía podemos interactuar con el usuario de alguna forma a través del sonido”. Además, el museo también “es algo muy relevante” y por eso la entidad donostiarra quiere darle “un toque muy experiencial y extenderlo a todo el estadio”. A través de los vídeos 360 grados y las gafas Google Cardboard, el club quiere poco a poco acercarse al público en general para que la gente viva experiencias más inmersivas y próximas a la realidad virtual.

En el club no se plantean si están yendo despacio o no en esta profunda transformación digital que afecta a todos los niveles de la entidad, pero si saben que está “en una fase de análisis de las cosas” y que van “con espíritu maratón, poco a poco, y midiendo el esfuerzo, sobre todo en el ámbito del dinero y del retorno económico y las consecuencias” porque el camino es muy largo y los cambios en el mundo de la tecnología son constantes. Y es que, como diría el proverbio, al andar se hace el camino, pero también es cierto que al volver la vista atrás se ve la senda que la Real Sociedad ya nunca ha de volver a pisar jamás.

© LaLiga - Año 2019
Noticias relacionadas