BI | 25 JUN 2018

El oro oculto en los clubes del siglo XXI

  • Los datos son el factor indispensable en el proceso de toma de decisiones.
  • Su centralización y no la dispersión, el gran reto de las entidades deportivas.

Tomar decisiones a ciegas hoy en día es un pecado capital. Nunca antes en la historia de la humanidad se habían manejado unos datos de tal variedad, volumen y volatilidad. El fútbol no es ajeno a toda esta revolución generalizada en el concepto ‘Big Data’. LaLiga, con su equipo de Business Intelligence al frente, creado en noviembre del año pasado, capitanea una forma de entender las organizaciones excelentes del futuro cimentada en el buen manejo de los datos del presente.

José Carlos Franco, director de Business Intelligence & Analytics de LaLiga, no concibe un proceso de toma de decisiones en el que los datos no sean el factor principal. “A partir de ellos se obtienen información y conocimiento que apoyan las decisiones”, apunta antes de explicar el modelo iterativo. “La medición de las acciones derivadas de estas decisiones genera nuevos datos, que permiten a su vez mejorar el proceso, acercándose cada vez más a los objetivos establecidos”.

Datos, conocimiento, decisiones, consecuencias, medición y generación de nuevos datos conforman las etapas de un ciclo clave en la vida de una organización. Los datos son el maná y todo empieza y termina en ellos. Sacarles el máximo partido es el gran reto al que se enfrentan LaLiga y los clubes de fútbol.

“Nuestra misión es la de centralizar, ordenar, preparar y proporcionar toda la información y conocimiento para que la toma de decisiones esté basada en datos”, apunta Franco. “El verdadero valor de los mismos se obtiene cuando se pueden combinar los datos de los diversos ámbitos de negocio, asegurando su homogeneidad y calidad”.

En los clubes “las funciones relacionadas con los datos suelen estar dispersas en varios departamentos”. La solución pasa por la centralización. “Es muy recomendable tener una persona con una visión transversal que coordine y sirva de referencia de las distintas necesidades de uso de datos en la organización. Desde LaLiga podemos apoyar y formar a los clubes en esta función”, continúa Franco.   

El objetivo
El equipo de Business Intelligence está trabajando para que “cada club pueda tener en LaLiga un entorno propio con un repositorio de datos, además de las herramientas de análisis y ‘reporting’ necesarias”. El objetivo es que las entidades no se tengan que preocupar por la tecnología y “puedan centrarse en obtener valor de los datos de forma autónoma”, pero con el apoyo y formación del equipo de expertos de LaLiga.

Esta forma de proceder, con los datos siempre en el foco, redundará en múltiples beneficios. Desde el prisma de la competición, la información de lo que sucede en los partidos aportará con el paso del tiempo más valor si cabe a las herramientas de análisis técnico – tácticas existentes. Desde el punto de vista de los aficionados, los esfuerzos están orientados a apoyar las campañas de los diferentes departamentos mediante análisis detallados del comportamiento e intereses de los seguidores.

Las funciones
Las funciones principales que se ha marcado el equipo de Business Intelligence desde su aterrizaje en el universo de LaLiga son cuatro. La primera está “orientada a trabajar con todos los departamentos de LaLiga y los clubes para identificar conjuntamente casos de uso que aporten valor y crear modelos analíticos, KPIs y cuadros de mando” que apoyen la toma de decisiones a través del conocimiento y la información. La segunda consiste en generar “un repositorio centralizado de datos que asegure la unicidad y homogeneidad de la información, evitando islas de datos y permitiendo la combinación y relación de datos de todos los ámbitos”, enumera Franco.

La tercera función es la implantación de “un modelo de gobierno, con reglas que aseguren la fiabilidad y calidad de los datos”. Y, por último, la cuarta función tiene como finalidad “disponer de las herramientas y soluciones necesarias para permitir el almacenamiento, tratamiento y uso de grandes cantidades de datos de diversa naturaleza”.

En un mundo que evoluciona a velocidad de vértigo, el departamento de Business Intelligence tiene que estar con el radar permanente para adaptar “nuevas técnicas y casos de uso que van surgiendo”, tanto en la industria del fútbol como en otras.  “Hay que estar abiertos a experimentar, compartir y aprender. Nuestra aspiración a medio plazo es ser una referencia en este ámbito”, enfatiza Franco, el hombre encargado de sacar brillo en LaLiga al oro del siglo XXI: los datos.

© LaLiga - Año 2018
Noticias relacionadas