Cargando...
Colores que laten
MAR 09 JUN | PROYECTOS DEPORTIVOS
spinnerCargando...
El nuevo estadio de El Sadar: pilar para la modernización del CA Osasuna
  • El club navarro, que tendrá un estadio de primer nivel, aumenta su inversión para contar finalmente con una cubierta única que envuelva todo el estadio.
  • La modificación de dos gradas permite ganar casi 2.000 metros cuadrados de superficie para la explotación de nuevos locales comerciales.

 Desde hace unos años, los clubes de LaLiga se han puesto manos a la obra para modernizar sus estadios y tener escenarios a la altura de la mejor competición del mundo. Adecuarse a los nuevos tiempos es el objetivo prioritario de los clubes de la competición, y es que ofrecer a los aficionados las mayores comodidades -en la que para muchos es su segunda casa- se traduce en enormes beneficios para los equipos.

Existen varios motivos que explican la tendencia actual de los clubes de realizar obras de importante calado en los estadios, pero la razón principal, por supuesto, es el aspecto económico: el nuevo reparto de los derechos de televisión ha permitido a los equipos afrontar estas renovaciones para brindar a sus aficionados la mejor de las experiencias cuando van al estadio y también para transformarlos en espacios comerciales y de ocio.

Han sido numerosos los clubes que han renovado sus estadios, desde el Wanda Metropolitano, pasando por el RCD Staduim y San Mamés, hasta el Estadio de la Cerámica o el Reale Arena, entre otros. Ahora, sin embargo, quien está en plena renovación de su estadio es el CA Osasuna, que con la remodelación integral de El Sadar va a contar con uno de los mejores estadios de la competición.

El CA Osasuna pertenece a sus socios. Esto quiere decir que los socios juegan un papel activo y fundamental en la vida del club. Entre los cinco proyectos de reforma propuestos, los socios osasunistas eligieron ‘Muro Rojo’. El club navarro ha realizado una inversión de entre 16 y 19 millones de euros para ampliar su aforo y ofrecer mayores comodidades a sus aficionados. 

spinnerCargando...

Cambio de planes para mejorar la idea inicial
Durante los trabajos de renovación y mejora de El Sadar, construido en 1967, también ha surgido la posibilidad de hacer nuevas reformas con las que no se contaban previamente: una cubierta única que envuelva todo el estadio y contar con varios locales comerciales en la planta baja del estadio para obtener más ingresos. “Reformar un estadio antiguo es más complejo que hacer uno nuevo, ya que a medida que van avanzando las obras surgen problemas que obligan a ir dándoles solución”, afirma Santi Zuza, director de Comunicación del CA Osasuna.

“Estaba previsto cambiar la cubierta de tres de los cuatro lados del estadio, y en uno se quedaba la que ya estaba. En el momento en que empezaron los trabajos de reforma en verano de 2019 y se subió por primera vez a la cubierta de Preferencia, los responsables de la obra nos advirtieron de que el estado de esa cubierta era peor de lo que ya sabíamos y de que los arreglos que estaban previstos no iban a ser suficientes para solucionar los problemas.

Se han barajado diversas opciones durante todo el año y finalmente se decidió que todo lo que no fuese un cambio completo de la cubierta iba a generar muchos problemas”, comenta el director de Comunicación de la entidad. “En lugar de una cubierta vieja y tres lados nuevos, que no iban a estar conectados entre sí y estarían a distintas alturas, la Junta Directiva ha planificado hacer una cubierta única que envuelva todo el estadio”.

spinnerCargando...

Espacios comerciales orientados a la actividad deportiva y a restauración 
“El estadio que ganó el proyecto tiene tres plantas: el primer piso a nivel de calle, una planta más arriba a cinco metros de altura y otra más alta a doce metros de altura. Antes el estadio solo tenía dos y una de ellas no contaba ni con bares ni con baños. Ahora todas los tendrán. Se ha decidido hacer un cambio en la grada, en todo el anillo de abajo del estadio, para eliminar las bocanas de entrada de público de ese primer nivel y colocar doce filas de asientos ininterrumpidas desde el césped hasta el primer vomitorio”, aclara Zuza.

“El público en lugar de entrar por la planta baja, va a tener que subir escaleras hasta la planta cinco. Es decir, los espectadores van a entrar al estadio por la primera o la segunda planta en lugar de por la planta baja. Entonces, toda la planta cero queda disponible para locales comerciales. Antes solo había posibilidad de tener locales comerciales en dos esquinas, donde actualmente hay dos restaurantes que también se ampliarán”.

El club rojillo, que contaba con 1.400 metros cuadrados de superficie comercial, también ha modificado el plan inicial para ganar “casi 2.000 metros cuadrados adicionales”. Estos nuevos espacios comerciales estarán ubicados “en tres de los cuatro lados del estadio porque en el lado de vestuarios no hay posibilidad de tener locales”.

spinnerCargando...

Los locales comerciales que plantea el club tendrán “salida a la calle, es decir, van a tener vida durante toda la semana. No son locales comerciales para el interior del estadio y solo para el día de partido”. Santi Zuza comenta que existen limitaciones en cuanto al ayuntamiento, “porque hay determinadas actividades comerciales que no se pueden instalar en un estadio”. La idea del CA Osasuna es que sean locales enfocados a restauración o a actividades deportivas, como puede ser un gimnasio. “Habrá espacios reservados como el de la oficina para el club o el de la tienda oficial, que será más grande que la actual”, confirma.

La proximidad del estadio al Navarra Arena supone una gran ventaja para la utilidad de estos espacios comerciales. “El estadio está al lado del pabellón, que es donde se celebran todos los conciertos en Navarra y eventos culturales importantes. Estos espacios comerciales podrán ser interesantes también para los días que haya concierto o cualquier otro evento en el pabellón”. Zuza explica que son espacios comerciales muy aprovechables para bares y restaurantes por la amplitud para poner terrazas, además de contar el estadio con uno de sus lados peatonales -por lo que no hay tráfico- y hay aceras anchas en los otros sitios. “Gracias a esta mejora la zona puede tener más vida, porque antes solo había dos restaurantes”.

Los butacas antiguas serán para los clubes convenidos con el CA Osasuna 
El proyecto de remodelación del estadio se dio cuando el equipo estaba en LaLiga SmartBank y al conseguir el ascenso de categoría se decidió que todos los asientos iban a ser nuevos, porque en el proyecto inicial solo estaba previsto poner asientos nuevos en la zona ampliada. “La idea era desmontar los asientos para separarlos un poco más pero se volvían a instalar los asientos viejos, muchos de ellos de finales de los años 90”, comenta Santi.

“La Junta Directiva del Club decidió como premio para todos los aficionados, por haber ascendido a LaLiga Santander y tener así más ingresos, que se iban a colocar todos los asientos nuevos. La Junta Directiva entendió que todos nuestros socios debían notar personalmente la mejora de las instalaciones y no solo los cerca de 6.000 espectadores que se instalarán en las zonas de nueva construcción. Esta mejora supondrá un desembolso de aproximadamente un millón de euros para sustituir unos 17.000 asientos”. 

Con la idea de facilitar el apoyo al equipo, el Graderío Sur tendrá asientos ‘Rail Seat’ para que sus aficionados canten y animen de pie de forma más cómoda y segura. Este tipo de butacas, que están homologadas por la UEFA, mejoran la experiencia del aficionado: permite estar de pie durante el momento del juego sin interrumpir la visión del resto de espectadores. Se instalarán cerca de 1.300 asientos de este tipo en 12 filas a lo largo de todo el fondo sur del estadio.

Precisamente, “la inclinación de esa grada iba a ser un poco diferente a las otras. Nuestro estadio tiene muchas diferentes alturas. De hecho, tenemos cuatro o cinco líneas de publicidad porque hay muchos desniveles dentro del estadio”. Ahora, el cambio que ha contemplado el CA Osasuna es hacer todo el estadio de manera uniforme y con la misma inclinación que Graderío Sur. “Ahora hay dos filas, un pasillo, cinco filas, un muro y cuatro filas. Lo que hace la reforma es generar en Sur, Norte y Lateral doce filas ininterrumpidas desde el césped hasta el primer vomitorio”, explica Zuza.

spinnerCargando...

La entidad rojilla siempre ha tenido un amplio compromiso social. Por ello, los asientos viejos de El Sadar se verán por muchos estadios de la geografía Navarra, y es que “el club los ha repartido de manera gratuita con los más de 120 clubes convenidos con CA Osasuna” para que los instalen en sus recintos deportivos. Sin duda, este gesto aportará comodidad a los aficionados de muchos de estos clubes que hasta entonces no disponían de butacas. También se instalarán alrededor de 1.800 de esos asientos en la ciudad deportiva del CA Osasuna, en Tajonar. 

Una reforma muy ajustada en precio
Las primeras obras que se acometieron fueron la reforma de los vestuarios a petición del cuerpo técnico. “Esto inicialmente no estaba previsto, pero se hizo para empezar la temporada, desde la primera jornada, con esta obra ya terminada. Hemos invertido los vestuarios: el que antes era local ahora visitante y viceversa. Además, hemos duplicado la superficie de metros cuadrados del vestuario local y hemos hecho un segundo piso con una sala de activación."

"Se reformó también la zona en la que trabajan los medios de comunicación, la sala antidoping, los vestuarios arbitrales, la sala de prensa, la zona presidencial y se construyeron nuevas oficinas para Marketing y Comunicación, además de una sala de reuniones multiusos”. 

El coste de la remodelación integral de El Sadar estará entre los 16 y los 19 millones de euros. “La mejora de los asientos cuesta 1 millón de euros y la de los locales comerciales y la de la cubierta hablamos de 1,7 millones de euros aproximadamente, que habría que añadir a los 16 millones previstos inicialmente. También es verdad que en los 16 millones previstos hay alguna partida que se ha reducido, por lo que habrá que esperar para ver finalmente el coste exacto del estadio”. 

El club ha analizado de manera exhaustiva el coste de la reforma y se cifra aproximadamente en 800 euros por asiento. Desde el CA Osasuna afirman que no hay un solo estadio en Europa que haya hecho una reforma tan ajustada en precio; la más próxima es la del Dacia Arena del Udinese Calcio con un coste de 900 euros por butaca.

Del proyecto inicial, que cuando se presentó eran 24.400 plazas aproximadamente, se ha reducido el aforo hasta los 23.500-23.600 asientos. “Esta reducción de entre 800 y 900 butacas han sido por alguna modificación que nos ha exigido el Gobierno de Navarra para el tema de pasillos y evacuación, por la instalación de una zona de prensa en exterior a petición de LaLiga, la recolocación de los palcos de Preferencia que nos obligó a suprimir una fila entera, y por las zonas que se van a hacer para personas de movilidad reducida”.

Estas personas van a ser los principales beneficiados de la renovación del estadio “porque hasta ahora no estaba preparado para ellos”; el estadio va a tener un ascensor en cada esquina y las personas con movilidad reducida ya no van a tener que estar en una zona exclusiva, facilitando así su movimiento por todo el recinto. “Podrán acceder por todos los puntos desde el exterior, podrán moverse por las dos plantas del estadio, tendrán baños adaptados y podrán elegir su localidad en la zona que más les guste”, asegura Zuza.

Los planes de trabajo de los próximos meses
La obra de remodelación y ampliación está avanzando a buen ritmo. El Director de Comunicación de la entidad navarra explica que “la estructura de hormigón que se ve desde la calle, lo que es hasta la planta 12, a principios del mes de junio debería de estar acabada”. A partir de entonces, la obra vivirá un mes crucial en junio con “las estructuras metálicas que se van a poner por encima del hormigón, y que van a elevarse hasta los 29 metros. Durante este mes se va a empezar con esa grada, el anillo del estadio más alto, y la estructura metálica”.

El plazo de operatividad del estadio, previsto para octubre, se sigue cumpliendo. Santi Zuza finaliza detallando los planes de trabajo de los próximos meses. “En junio el estadio crecerá en altura y se instalarán las nuevas gradas. Poco antes de mediados de julio comienzan a llegar las cerchas que sujetan la cubierta, y la idea es que se instalen durante julio y agosto. La cubierta en sí se pondría entre agosto y septiembre y a partir de ahí la iluminación y la megafonía. Mientras tanto, en estos meses de verano, se irán haciendo por dentro todas las dependencias interiores. Para finales de septiembre o principios de octubre el grueso de la obra estará acabado”.

 

Más noticias
spinnerCargando...